31 de agosto de 2016

Los proveedores de factura electrónica liderarán el cambio en Colombia

- La ausencia de un formato obligatorio que justifique el recibido, puede forzar a las empresas colombianas a adaptarse a los diferentes formatos que adopten sus clientes.

- Como ha ocurrido en otros países, las predecibles modificaciones del sistema refuerzan el modelo de “servicio de facturación electrónica” ofrecido por un proveedor tecnológico.

Bogotá 31 agosto 2016.- Según SERES, pioneros y especialistas en soluciones de intercambio electrónico seguro de documentos, tal y como se ha podido comprobar en otros países como Ecuador, Perú, México, etc., los modelos de facturación suelen ir variando y cambiando con el tiempo. Por lo que resultará necesario para las empresas colombianas poder contar con una solución de factura electrónica que sea capaz de dar una respuesta, inmediata y continua, a los cambios constantes que se producen en la normativa de facturación. 

Un ejemplo de esta necesidad de adaptación llegará de la mano de la justificación del recibido. Dentro del nuevo Sistema Técnico de Control establecido por la Resolución 000019 de la DIAN, se establece la obligatoriedad de notificar la recepción de las facturas electrónicas a través de la emisión electrónica de una certificación de recibida. “Aunque la DIAN ha desarrollado un formato estándar para la certificación de recibido–indica Velamazán– las empresas colombianas no tienen obligatoriedad de uso del mismo”.

La falta de este estándar permite que cada empresa pueda usar sus propios formatos alternativos que notifiquen el recibo. Lo que obligaría a las empresas colombianas a los diferentes formatos de esta notificación, que adopten sus clientes, “lo que no deja de ser una complicación”, añade el Director de la Unidad de Negocio América de SERES. 

Ante esta situación se plantean dos escenarios. El primero, las empresas colombianas pueden desarrollar su propio sistema de facturación electrónica, dentro de su desarrollo, tendrán que contar con el formato estándar que ha definido la DIAN. A su vez, deberán de ir adaptando su sistema a cada uno de los formatos que apliquen y utilicen sus clientes.

El segundo escenario, pueden optar por implantar un servicio de factura electrónica ofrecido por un proveedor especializado y con experiencia. De esta manera, la empresa no tendrá que preocuparse por los diferentes formatos en los que puedan recibir la justificación del recibido de sus clientes, ya que el proveedor de este servicio se encargará de aportar una solución que dé respuesta a todas los casos tecnológicos y de formatos que se puedan presentar. 

“La ventaja de las empresas colombianas es que pueden aprender de los errores cometidos en las empresas de la región y evitarlos desde el primer día. – Explica Velamazán– Nuestra experiencia nos confirma, que contar con un servicio de factura electrónica sólido que se adapte rápidamente a los cambios del modelo de facturación, es el primer paso para que las empresas colombianas puedan centrarse en su foco de negocio; dejando el resto de procesos auxiliares, como la factura electrónica, en manos de especialistas. Por eso, el modelo de servicio de facturación electrónica se está imponiendo a pasos agigantados en todo el mundo”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario