11 de marzo de 2016

Bogotá vibró con el rock de los Rolling Stones

En casi dos horas, Mick Jagger y su corte realizaron un repaso por su historia musical, en especial por míticas canciones de los sesenta y setenta. La gran sorpresa de la noche fue ver subir al escenario a Juanes.

La espera por el concierto más histórico que se haya realizado en Colombia terminó en la noche de este jueves, en medio de fuegos artificiales y un fuerte aguacero que empezó desde la tarde. 

Largas filas, reventas de boletas, 'souvenirs' a precio de oro y distintas generaciones abrazadas por la misma fiebre, fueron la nota predominante que se encontraron quienes acudieron a El Campín a su cita con la legendaria banda británica los Rolling Stones. 

A pocas horas de iniciarse el espectáculo, había quienes estaban revendiendo boletas para la localidad Oriental Alta a $2 millones, las mismas que originalmente costaban $513.000.

Los vendedores hicieron su agosto anticipado, al vender camisetas a $15.000, gorras a $10.000 y bandanas a $10.000. Las comidas y bebidas estuvieron a cargo de Andrés Carne de Res, aunque brilló por su ausencia la oblea, último antojo de Mick Jagger.

El 70% del público tenía más de 40 años, por eso la banda que abrió, Diamante Eléctrico, que tiene acogida entre los más jóvenes no contó con su total respaldo y a las 7:46 p.m. cerraron. A esa hora no había lleno total, pero la gente seguía ingresando. Y aunque escampó por un rato, la lluvia siguió amenazante.

Y con la puntualidad que caracteriza a los británicos, a las 8:30 Mick, Ron, Charlie y Keith, junto a sus músicos de apoyo, subieron al escenario y empezó esta fiesta de puro rock & roll. 

El imponente escenario siempre con la pasarela que permite que Mick esté más cerca del público, en la que caminó y corrió, pero en especial bailó a su manera muy particular. 

El cuarteto estuvo acompañado por dos coristas, un bajista y dos maestros en los teclados y dos saxofonistas. 

'Hola Bogotá', 'Hola Colombia', 'Hola rolos', las frases en español de Mick siempre elegantemente colorido al vestir. También habló de su primera vez en Colombia y agradeció a la banda colombiana Diamante Eléctrico. 

'Dead flowers' fue la canción que los colombianos eligieron para que la banda tocara. 

"El grupo ha contribuido siempre a la economía colombiana", dice Mick, mientras hace una pausa y continúa, "Ronn aún consume ocho tazas de café". 

La tranquilidad de Charlie en la batería, los cambios en el protagonismo entre Keith y Ron, contrastaban con la efusividad de Mick en el canto y baile. 

Le llegó el turno a Keith para que interpretada dos de aquellas canciones que creó en los años setenta y que casi en un acto de rebeldía decidió cantar él: 'You Got the Silver' y 'Before They Make Me Run'. 

Es imposible compilar 53 años de historia musical, pero la selección fue perfecta y estuvieron la mayor cantidad de canciones que la mayor parte del público quería escuchar. 

El viaje fue por 'Start Me Up', 'Paint It Black', 'It's Only Rock 'n' Roll (But I Like It)'. 'Miss You', 'Gimme Shelter', además de la infaltable 'Sympathy for the Devil' y 'Brown Sugar', mientras que entre las grandes ausentes 'Angie' y muchos esperaban el coger de Bob Dylan,'Like a Rolling Stone'. 

Y para el cierre la tan esperada '(I Can't Get No) Satisfaction', el clásico de clásicos e himno de los años sesenta, con la cual el estadio vibró y el grupo se despidió. 

Apartes del espectáculo

Los Rolling se presentaron en un escenario de 58 metros de largo y 25 metros de profundidad, con una larga pasarela. 

Jagger ofreció instantes que solo él sabe, le quitó un cigarrillo a Ron Wood mientras lo fumaba y tocaba al tiempo, dijo en español que tomaron aguardiente y les dio guayabo y deleitó tocando la armónica en ‘Midnigth Rambler’.

Entretanto, en Twitter se bromeó con noticias como: “En los alrededores de El Campín, se reportan ataques a personas que llevaban camisetas de The Beatles” seguidas del hashtag #RollingStonesColombia, con el que famosos anunciaron su presencia, como Karen Martínez y Juanes, quien sorprendió cantando ‘Beast of Burden’. Al final ’Satisfaction’ habló por el público que obtuvo esta en altas dosis.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario