28 de mayo de 2010

Las Verdades de Miguel sobre la “tesis” de María Gabriela Chávez en el Minci o en la Presidencia


La historia de América Latina abunda en ejemplos de los ciclos familiares en el poder. Estamos acostumbrados a que ocurra en dictaduras; sin embargo, hay casos recientes indicándonos que no necesariamente ese tiene que ser el escenario para que ocurran retahílas familiares en el poder. El ejemplo más reciente es el de los Kirchner. Acá no somos la excepción de la regla y por ello no luce descabellada la tesis según la cual, de no ser candidato en el 2012, Chávez auspicie a su hija María Gabriela para refrescar la imagen de su Gobierno, ahora en un evidente franco deterioro.
No luce descabellada la tesis según la cual, de no ser candidato en el 2012, Chávez auspicie a su hija María Gabriela para refrescar la imagen de su Gobierno, ahora en un evidente franco deterioro
Chávez admite que su relevo estaría en el propio seno familiar encarnado por su hija María Gabriela. Se trata de una muchacha todavía muy joven, que se hizo periodista recientemente. Es la más cercana al ejercicio político. Generalmente acompaña a su padre en sus giras por el exterior, haciendo incluso que no se sienta la presencia de una primera dama. Chávez necesita de oxígeno porque el poder desgasta. Irse del poder para regresar aclamado por un país que reclamaría su presencia en Miraflores, no tanto por un hipotético mal desempeño de su relevo en el cargo, sino que la situación reinante hace prever que gane quien gane habrá de encontrarse con un país ingobernable. La salida de Chávez no tendría por qué ser permanente, él lo sabe. Un ejemplo histórico corresponde al triunfo electoral de Daniel Ortega en Nicaragua, quien después de perder el Gobierno en 1990, 16 años después asumió la primera magistratura; todo con un discurso diametralmente distinto al ejercido tras la victoria de la revolución sandinista. En el complicado ajedrez político venezolano, si insistiera en ser candidato no es descartable una derrota de Chávez en el 2012. Ahora, de no ocurrir, con su hija como candidata exitosa, Chávez, que para ese entonces contaría con 64 años de edad, tendría garantizado su regreso en el 2018. A Chávez le conviene el retiro antes que se convierta en un paria político como lo fue Perón a mediados del siglo pasado. Como Perón, es evidente que Chávez tendrá presencia política por muchos años y probablemente continúe con su aureola popular, pero si sus adversarios logran convencer al electorado de su incapacidad para conducir el país, entonces el vagar de Chávez por los países amigos será interminable.

ÚLTIMA HORA

1) Es muy probable que María Gabriela Chávez sea designada ministra del Minci. Su ingreso al gabinete formaría parte de la preparación política de quien el papá advierte, con sumo agrado, tomando las riendas de Miraflores. Otros candidatos para la Información son Gustavo Arreaza y William Castillo.

Recuerde que puede visitar la página www.lasverdadesdemiguel.net

No hay comentarios.:

Publicar un comentario