30 de junio de 2016

En puente Simón Bolívar habilitaron venta de medicinas a venezolanos

La medida se da tras observarse que hay una alta demanda de ciudadanos del vecino país.

Desde esta semana y hasta que se dé la reapertura de la frontera con Venezuela permanecerá en inmediaciones del puente internacional Simón Bolívar, en territorio colombiano, una unidad móvil del hospital Cristo Sahium, del municipio fronterizo de Villa del Rosario, que realizará venta de medicinas a venezolanos que lleguen a buscarlas en los límites entre ambos países.

La comercialización en ese puesto se viene ofreciendo todas las tardes en el horario de 2 p. m. a 6 p. m. La operación empezó el lunes.

De acuerdo con la explicación del director del Instituto Departamental de Salud (IDS), Juan Alberto Bitar, la iniciativa se adoptó luego de observarse dentro de un control que había una alta demanda de ciudadanos del vecino país que pasaban a Colombia por situaciones de salud, entre ellas con mayor incidencia la compra de medicamentos, la cual muchos estaban utilizando para quedarse a trabajar de manera formal o informal en Colombia.

Aunque el cierre sigue vigente, a diario, en este punto de paso, decenas de personas van de un país a otro a través de un corredor humanitario acordado por las autoridades de las dos naciones, para mitigar los efectos del cierre para los estudiantes, trabajadores o ciudadanos que requirieran servicios de salud de un lado u otro de la frontera.

El pasado 19 de junio se completaron diez meses del bloqueo fronterizo que dispuso el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

“Se decidió colocar un punto en el puente internacional, donde el venezolano no pudiera traspasar de ahí si va a realizar una compra de insumos o medicamentos, sino que los comprara ahí mismo y se regresara inmediatamente, teniendo en cuenta que el Gobierno venezolano tiene la frontera cerrada”, señaló Juan Alberto Bitar.

De acuerdo con cifras del Instituto Departamental de Salud, en promedio estaban cruzando por el corredor humanitario unas 400 personas a la semana en búsqueda de medicinas; sin embargo, en los primeros días de la entrada en funcionamiento del dispensario, se han acercado alrededor de 80 a preguntar, de las cuales en promedio solo dos o tres han comprado productos.

“Pero tenemos que darle unos ocho días al punto de venta para ver cuántos venezolanos realmente están comprando”, añadió Bitar.

Los precios de los fármacos que se están manejando en la unidad móvil son iguales a los del mercado colombiano, y su venta se realiza tras la presentación de una fórmula médica.

Los medicamentos que se distribuyen corresponden a los de mayor demanda por parte de los nacionales de Venezuela, como analgésicos, antihipertensivos, antibióticos e insumos, como jeringas, líquidos endovenosos, entre otros, que escasean en ese país.

Sin embargo, también hay una amplia solicitud de medicinas para tratamientos de cáncer o enfermedades como el VIH, los cuales, ante la preservación especial que requieren, como la cadena de frío, no se venderán en la unidad móvil.

Se informó que esos casos especiales serán atendidos a través de la Cruz Roja Colombiana. Así mismo, se analiza la posibilidad de disponer de un médico que pueda, en la unidad móvil, brindar atención en salud a personas procedentes de territorio vecino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario