24 de junio de 2016

Anticuerpos abren vía a una posible vacuna contra el zika y el dengue

Investigadores hallaron elementos similares entre los virus y anticuerpos comunes para atacarlos.

El estudio de unos anticuerpos que se han demostrado eficaces para combatir el virus del dengue ha permitido descubrir que también podrían actuar contra el zika, lo que abre la puerta a una posible vacuna para ambas enfermedades, afirmó un estudio publicado en la revista ‘Nature’.

Esta es una de las conclusiones de un trabajo conjunto de expertos del Instituto Pasteur y del Centro Nacional francés de Investigación Científica (CNRS), del Imperial College de Londres y de la Universidad de Viena, que analizaron cómo los anticuerpos se fijaban de forma idéntica en los virus del zika y del dengue.

El origen de este hallazgo es un estudio en el que identificaron anticuerpos capaces de neutralizar las cuatro formas de virus del dengue, según un comunicado del CNRS.

Al conocer la existencia de varios elementos comunes entre el dengue y el zika, los investigadores descubrieron que ambos forman parte de la familia de los flavivirus, que se transmiten principalmente por mosquitos y cuentan con unas proteínas de cubierta similares, por lo que intentaron determinar si los anticuerpos eran capaces de neutralizar los dos virus.

Para ello, seleccionaron dos anticuerpos que habían demostrado su capacidad de detener la proliferación del virus del dengue y los enfrentaron al zika, los científicos vieron que uno de ellos actuaba de forma incluso más eficaz con el segundo que con el primero.

Félix Rey responsable del laboratorio de virología del Instituto Pasteur,consideró totalmente inesperado que los dos virus fueran tan próximos, hasta el punto de que los mismos anticuerpos neutralicen a ambos.

Los investigadores se interesaron entonces por identificar el punto preciso de fijación de los anticuerpos en el zika, para lo que se valieron de equipos de rayos X y de sincrotrones (acelerador de partículas) en Saclay y Grenoble (Francia) que permiten una reconstrucción en tres dimensiones.

Verificaron de esa forma que el lugar de fijación era el mismo, lo que permite plantearse la producción de una vacuna que estimule la generación de dichos anticuerpos para el dengue y el zika.

Rey subrayó que esos anticuerpos podrían proteger a las mujeres embarazadas susceptibles de contraer el zika.

Esto es de particular importancia, pues para la OMS hay evidencia científica de la relación entre el contagio con el virus y el aumento de casos de malformación congénita en recién nacidos, especialmente microcefalia y el Síndrome de Guillain-Barré.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario