27 de febrero de 2017

Siga estos consejos si quiere sobrevivir a los vuelos más largos del mundo

Nueva York_ Hace algunos días, Qatar Airways recibió el premio por la ruta aérea más larga cuando debutó con su vuelo de 17 horas y 30 minutos entre Auckland y Doha. Como no podía ser menos, Qantas anunció planes de comenzar a volar sin escalas más de 14.000 kilómetros entre Perth y Londres en 2018, mientras que Singapur evalúa el relanzamiento de su vuelo sin escalas entre Newark y Singapur, que durará casi 19 horas.

A continuación, le presentamos algunas estrategias de viajeros frecuentes que acumulan cientos de miles de millas al año, para que pueda sobrevivir a los vuelos más largos del mundo.

¿Cómo elegir el avión adecuado?
El tipo de avión importa: “El Boeing 777 es un avión hermoso”, dijo Brian Kelly, fundador del popular blog de viajes The Points Guy, quien reúne alrededor de un cuarto de millón de millas cada año, “pero el Airbus A380 es mucho menos ruidoso en la cabina y el vuelo es tan suave que casi no se siente”. Las rutas con servicio frecuente suelen ser cubiertas por múltiples tipos de aeronaves, por eso, le recomendamos que verifique antes de hacer la reserva.

También importa que sea nuevo. Los aviones de última generación han hecho notables avances en relación con la humedad en la cabina, los niveles de ruido, la presurización y la iluminación. Los modelos más convenientes de hoy: el A350 y el Boeing 787. Los ojos enrojecidos no son siempre lo mejor: escoja vuelos nocturnos únicamente si piensa que va a dormir bien.

La elección del asiento

Tolerancia a ruido de fondo: Los asientos más cercanos a los motores son los más ruidosos; siéntese lejos de ellos para tener un vuelo relajado.

Reconsidere el asiento de atrás: ver el asiento 84A en la tarjeta de embarque no es tan malo como parece. Según Ben Schlappig, que dirige el blog del programa de fidelización One Mile at a Time, es más probable que el asiento a su lado esté vacío si “elige un asiento al final de la cabina, en una fila con al menos tres lugares”.

Al subir a bordo…

Haga espacio para sus piernas: aunque usted no mida casi 2 metros como Kelly, aproveche cada centímetro de lugar para las piernas. “A veces los bolsillos traseros están llenos de revistas que ocupan lugar”, dijo. Su solución: úselos como reposapiés para lograr una mejor circulación.

Reajuste su reloj mental: anticípese al desfase horario cambiando la hora de su reloj o teléfono a la zona horaria de su destino lo antes posible.

Asuma el control de su entorno: ¿No le agrada ese olor a aire viciado dentro del avión? Rocíe su fragancia favorita en un pañuelo o manta. Kelly recurre a sus auriculares Bose QC35 que anulan los ruidos. Leila Janah, máxima responsable de la compañía LXMI de productos orgánicos para el cuidado de la piel, se coloca tapones en los oídos. Cuanto más control tenga, mejor se va a sentir.

Investigue el Wi-Fi: “Trato de elegir aerolíneas como Lufthansa o Etihad, que tienen Wi-Fi a precio razonable sin costosas tarifas de datos”, dijo Schlappig.

No dependa solamente del entretenimiento a bordo: Antes de viajar, fíjese en el sitio web de su compañía aérea para ver cuántas películas podría cargar en su iPad. La mayoría de las empresas cuentan con las listas de los filmes que proyectan a bordo. Para usuarios compulsivos, Netflix acaba de cambiar su plataforma, permitiendo descargar una amplia selección de películas y series que se pueden ver offline.

¿Baja del avión y va directamente a una reunión? Elija una aerolínea con una sala de llegadas que cuente con servicios completos donde pueda tomar un café y darse una ducha antes de salir del aeropuerto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario