27 de febrero de 2017

Este lunes empezará a funcionar el Terminal del Norte de Bogotá

Después de cinco años de retraso recibirá a 12.000 pasajeros. Según el Distrito, se contempla construir otro terminal en la calle 235 con autopista porque el recién inaugurado no tiene capacidad para recibir flotas de Boyacá, Santander y la Costa Atlántica.

El Terminal del Norte abrirá sus puertas a 12.000 personas el lunes 27 de febrero, tras cinco años de retrasos. Y aunque el fin de la obra permitirá disminuir el tráfico que se forma en la calle 170 con Boyacá por las flotas que recogen pasajeros de manera improvisada en ese punto, el nuevo terminal no será suficiente para atender la demanda de viajeros que hay en esa zona de la ciudad.

Según el secretario de Movilidad Juan Pablo Bocarejo, las 19 bahías y 24 taquillas del terminal no darán abasto para recibir flotas de Boyacá, Santander y la Costa Atlántica ni para atender a la cantidad considerable de pasajeros que llegará al lugar. “Uno de los problemas más graves de esta central de transporte es que no se pensó en el crecimiento que iba a tener la ciudad desde 2012 hasta ahora, por eso se quedó chiquita”, señaló.

Pero el tamaño no es la única complicación que enfrenta esta obra sino el punto donde se hizo. Allí, la Autopista Norte pasa de cinco a tres carriles y se genera uno de los cuellos de botella más complicados de Bogotá. Para solucionar este impase el funcionario Bocarejo explicó, que rediseñaron algunas zonas de acceso de los buses y prohibieron el estacionamiento de taxis en la Autonorte.

Ante los distintos problemas, el Terminal del Norte será un estacionamiento de paso, que servirá para recoger pasajeros, por lo que las flotas tendrán que seguir llegando al terminal del Salitre. Por su parte, las rutas que vienen de la Sabana hacia Bogotá seguirán estacionándose en el portal Norte de Transmilenio.

Finalmente, Bocarejo mencionó que la solución para atender la demanda completa de pasajeros que se movilizan por el norte de la ciudad, sería construir un terminal en la calle 235, idea que por cierto ya se está adelantando con una alianza público privada (APP) que permitirá financiar una sede de transporte más grande, junto con otra en la calle 80. Esto, con el fin de sacar los buses intermunicipales de Bogotá para mejorar la movilidad urbana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario