27 de febrero de 2015

Estados Unidos decide considerar Internet como un servicio público

La decisión permitirá regular la red para evitar los 'canales rápidos' de pago de alta velocidad.

El ente regulador de telecomunicaciones en Estados Unidos adoptó una nueva reglamentación que evita la aparición de un Internet de dos velocidades, pero que causó una gran polémica en el hiperconectado país.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en inglés) aprobó con tres votos contra dos la normativa, que prohíbe principalmente a los proveedores de Internet frenar o bloquear ciertos contenidos a servicios legales en línea. La reglamentación incluso prohíbe a los proveedores vender una conexión más rápida a algunos de los servicios en línea.

Es una nueva tentativa de la FCC para garantizar la 'neutralidad' del Internet, un principio que causó polémica en Estados Unidos como en otros países y pretende garantizar la igualdad de acceso a Internet a todos. Una regulación precedente de la Comisión fue anulada hace un año por la justicia a través de un recurso de uno de los grupos grandes de telecomunicaciones Verizon, y el nuevo proyecto también lo empujó a intensos debates políticos en Washington.

"Internet es la última herramienta de la libertad de expresión" y "es muy importante como para permitir a los proveedores de (servicios) de banda ancha fijar las reglas", argumentó antes de la votación el presidente de la FCC, Tom Wheeler.

Uno de los dos comisionados que se oponía al proyecto, Ajit Pai, fustigó la medida, evocando "un viraje monumental hacia un control gubernamental del internet". Los servicios en línea como Netflix, Twitter o Yelp apoyaron las medidas, mientras que los proveedores de internet como AT&T, Verizon o Comcast las consideraron muy duras y amenazaron con interponer nuevos recursos legales.

La división también se manifestó entre los demócratas, comenzando por el presidente Barack Obama que instó en noviembre por "un Internet libre y abierto, y los republicanos que podrían usar su mayoría en el Congreso para invalidar las nuevas reglas.

Precisamente, tras el anuncio el presidente Obama saludó la decisión de la FCC, diciendo que "protegerá la innovación y creará una igualdad de condiciones para todos para la próxima generación de empresarios".

También la asociación sectorial CCIA, que tiene entre sus miembros a gigantes tecnológicos como las cadenas de venta y distribución Amazon, eBay, la red social Facebook y a Google y Microsoft, alabó la decisión considerando que este es "un día histórico". "Los usuarios de Internet tienen garantías de que podrán seguir teniendo acceso a todas las aplicaciones, sitios y servicios en línea que existen, así como a aquellos que aún están en desarrollo en el sótano de alguien o en un dormitorio" de estudiantes, comentó en un comunicado .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario