9 de noviembre de 2016

Donald Trump gana la presidencia y sacude a Estados Unidos y al mundo

El presidente electo Donald Trump se dirige a sus seguidores tras ganar las elecciones, el miércoles en Nueva York.

Los votantes estadounidenses sacudieron el sistema político del país al elegir el martes como su presidente al magnate inmobiliario Donald J. Trump, quien durante la campaña prometió deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados, construir un muro en la frontera con México, revocar el seguro de salud Obamacare y encarcelar a su derrotada contrincante demócrata Hillary Clinton.

Trump, de 70 años de edad, ganó la presidencia por estrecho margen, impulsado por inesperados triunfos en Florida, Ohio, Pennsylvania y Wisconsin que dieron al traste con los pronósticos de cientos de encuestas que mayormente daban a Clinton como ganadora.

En su discurso tras ganar las elecciones, Trump prometió que será un “presidente para todos los estadounidenses” al anunciar su victoria en los comicios presidenciales.

“A todos los republicanos, demócratas e independientes en esta nación les digo que es momento de que nos reconciliemos como un pueblo unido”, señaló.

Para algunos observadores y estrategas demócratas, el derrumbe de los pronósticos que inicialmente favorecían a Clinton vino a solo días que el director del FBI, James Comey, anunciara una nueva investigación de correos electrónicos de la ex secretaria de Estado descubiertos en una computadora compartida por su cercana ayudante, Huma Abedin, con su esposo –del que ahora está separada–, el ex congresista Anthony Weiner. Aunque más tarde Comey aclaró que no habría cargos penales contra Clinton, el mero anuncio de la nueva investigacion cambió la dinámica de la campaña que inicialmente parecía favorecer a Clinton.

Según estos analistas, Clinton también perdió votos drenados por el candidato del Partido Libertario Gary Johnson, quien en la Florida obtuvo más de 203,000 votos, que si hubieran ido a Clinton, ella bien podría haber ganado el estado. En última instancia, Clinton obtuvo 4.3 millones de votos en la Florida, mientras Trump ganó con 4.5 millones de sufragios.

Fue una noche de reñida contienda en la Florida donde los resultados se asemejaban a un montaña rusa, con Clinton en la delantera un momento, que minutos después pasaba a manos de Trump, y que momentos más tarde regresaba a Clinton.

El momento culminante vino a las 2:30 a.m. cuando The Associated Press declaró que Trump había ganado la presidencia, derrotando a Clinton con 48 por ciento del voto nacional contra 47 por ciento para la demócrata.

El magnate tomará posesión ante el Capitolio el 20 de enero en Washington D.C., reemplazando al primer presidente negro del país, Barack Obama, quien hizo campaña infructuosa por Clinton. La administración Trump quizás sea una de las potencialmente más nacionalistas y conflictivas en muchas décadas, porque para cumplir sus objetivos tendrá que instaurar políticas de confrontación con estados, ciudades y países.

Inicialmente se observó interés en Clinton por parte de ciertos votantes. En el recinto de Key Biscayne, una isla en la Bahía de Biscayne al este de Miami, cuatro votantes entrevistados dijeron haber sufragado por Clinton.

“Ella era la única opción”, dijo Ivonne Mckee.

Miguel Gutiérrez, oriundo de Venezuela, dijo que también votó por Clinton porque la posibilidad de Trump presidente lo asustaba y le traía malos recuerdos de Hugo Chávez, el fallecido presidente que volcó al país sudamericano al socialismo y lo empobreció.

“Yo vengo de Venezuela y veo a Trump estilo Chávez, y entonces me da miedo”, dijo Gutiérrez.

Pero eventualmente, una mayoría de los votantes en Florida –incluyendo algunos hispanos– votaron por Trump.

“Un voto para Trump es un voto en favor del país”, dijo el votante José Caboverde en Miami Gardens. “Trump está de parte de la gente trabajadora”.

El descontento de muchos votantes con los pactos comerciales internacioales, que piensan que favorecen a otros países y no a Estados Unidos, alentó el voto en favor de Trump.

Los dos vecinos contiguos, México al sur y Canadá al norte, quizás estén entre los primeros adversarios si en verdad Trump intenta modificar el Tratado de Libre Comercio (TLC), ya que ambos países son también signatarios del pacto y han indicado no desear cambios.

Varios estados y ciudades probablemente se convertirán en adversarios también, porque se oponen a la revocación del Obamacare y a la posición de Trump de castigar severamente a cualquier municipalidad que trate de proteger a inmigrantes sin papeles a través de los llamados “santuarios” donde las autoridades locales rehúsan entregar a agentes migratorios a los indocumentados detenidos por delitos menores.

Precisamente qué es lo que va a hacer Trump primero no está claro, pero lo que es evidente es que la ex estrella de la televisión “reality” triunfó gracias a millones de votantes que apoyaron su mensaje de que el sistema de gobierno en Washington está roto y había que cambiarlo, a pesar de la oposición de una gran parte del electorado que apoyaba a Clinton, así como el “establishment” liberal.

Trump ha prometido hacer un sinnúmero de cosas en su primer día en la Oficina Oval, pero quizás entre las más memorables está la de revocar todas las órdenes ejecutivas del presidente Obama, principalmente las que protegen contra la deportación a ciertos indocumentados.

Esto afectaría a más de 700,000 extranjeros cuyos padres indocumentados trajeron al país cuando eran menores de edad.

En junio del 2012, Obama aprobó por orden ejecutiva la medida conocida como DACA, siglas en inglés de Deferred Action for Childhood Arrivals o Acción Diferida para Llegadas Durante la Niñez, que permite a ciertos jóvenes obtener y renovar una demora oficial a cualquier orden de deportación que pudieran tener en su contra.

Aunque no las ha mencionado específicamente, Trump ha indicado que tan pronto llegue a la Casa Blanca liberaría de restricciones a los agentes de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) para que puedan deportar a indocumentados a diestra y siniestra.

Trump también ha prometido que entre sus primera acciones prioritarias estaría iniciar la construcción del muro fronterizo que se extendería por 1,989 millas de San Ysidro, California, a Brownsville, Texas, y bloquear la entrada de más refugiados sirios cuyo arribo fue autorizado por el saliente presidente Obama.

Al mismo tiempo, Trump ha dicho, que en su primer día en el poder, ordenará que no se otorguen más visas a ciudadanos de países cuyos gobiernos rehúsan aceptar el retorno de sus nacionales que Estados Unidos desea deportar.

Esto podría afectar principalmente a Cuba, ya que las autoridades en La Habana han rehusado aceptar el regreso de más de 35,000 cubanos que tienen órdenes de deportación.

Lo que no ha dicho con precisión Trump, es cuándo proyecta iniciar el proceso penal contra Clinton.

Durante sus actos de campaña, una de sus repetidas promesas era que si llegara a ser Presidente iba a encarcelar a Clinton por el manejo que dio a sus correos electrónicos con información clasificada cuando era secretaria de Estado.

El escándalo de los correos electrónicos se complicó en los últimos días de la campaña cuando el director del FBI, Comey, reveló que sus agentes habían descubierto más de 600,000 mensajes en la computadora compartido entre Abedin, la cercana ayudante de Clinton, y su separado esposo, el ex congresista Weiner quien ya estaba bajo investigación por haber supuestamente enviado textos sexuales a una menor de edad.

Pero el domingo, Comey hizo nuevas declaraciones, reafirmando que no tiene planes de presentar cargos contra la ex Secretaria de Estado, porque sus agentes no encontraron ninguna nueva evidencia contra ella en los correos de la computadora que compartían Abedin y Weiner.

Donald John Trump nació el 14 de junio de 1946 en la ciudad de Nueva York.

Sus padres fueron Fred Trump y Mary Trump, una inmigrante escocesa.

Se enroló en la Universidad Fordham del Bronx por dos años pero luego pasó a la prestigiosa escuela de finanzas y comercio Wharton en 1966.

Trump empezó su carrera en el negocio inmobiliario en la firma de su familia, Elizabeth Trump & Son.

Gradualmente, Trump evolucionó exitosamente en el rango inmobiliario y para 1973 era ya presidente de la Organización Trump.

Su primer proyecto de envergadura fue el Grand Hyatt Hotel adyacente a Grand Central Station en Manhattan en 1978. En 1980, Trump se hizo más famoso cuando adquirió la antigua tienda de departamentos Bonwit Teller en Manhattan y la demolió para construir su famosa Torre Trump utilizando a 200 trabajadores polacos sin papeles.

A través de las últimas tres décadas, Trump ha ampliado su imperio inmobiliario a diferentes partes del país y del mundo, adquiriendo o construyendo casinos, hoteles, complejos residenciales o conocidos eventos o franquicias tales como el concurso de belleza Miss Universo.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article113595823.html#storylink=cpy



Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article113595823.html#storylink=cpy



Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article113595823.html#storylink=cpy




Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article113595823.html#storylink=cpy



Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article113595823.html#storylink=cpy

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article113595823.html#storylink=cpy

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article113595823.html#storylink=cpy




Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article113595823.html#storylink=cpy

No hay comentarios.:

Publicar un comentario