24 de enero de 2017

Sin hispanos en su gabinete, asume Trump en la Casa Blanca

Todos saben que Donald Trump, fiel a su afición por el reality show, prepara mucho impacto en sus días iniciales de gobierno.

La nominación del exgobernador de Georgia, Sonny Perdue, como secretario de Agricultura completa el gabinete de Donald Trump. Y confirma lo que muchos temían: que la comunidad que constituye la primera minoría del país, la hispana, no estará representada en la Casa Blanca. Marcada diferencia con lo que fue la Administración Obama.

Es la primera vez que un Gobierno estadounidense no tiene a ningún latino ocupando una cartera ministerial desde 1988, cuando Ronald Reagan nombró a Lauro Cavazos como secretario de Educación. En sus 8 años de mandato, el presidente saliente, Barack Obama, nombró a 6 hispanos para puestos ministeriales, además de contar con varios asesores latinos en la Casa Blanca. También nombró a la 1ra. juez hispana para el Tribunal Supremo, la puertorriqueña Sonia Sotomayor.

Donald Trump tiene un enfoque diferente sobre sus colaboradores. Y no hay hispanos.

Ni siquiera el exvicegobernador de California Abel Maldonado, de origen mexicano, para secretario de Agricultura de Trump, aún cuando lo respaldara la Asociación Nacional de Latinos Electos (NALEO), que le advirtió a Trump que no contar con un hispano en su gabinete constituiría un “alarmante e histórico paso atrás para la nación”.

Pero Trump decidió nombrar al exgobernador de Georgia, Sonny Perdue, otro hombre blanco, tal como la mayor parte de su gabinete, de quien destacó como muestra de su idoneidad para el cargo que creció en una granja y que fue gobernador de un Estado agrícola como Georgia.

“Los latinos son el segundo grupo poblacional del país, 1 de cada 4 niños de USA es latino, y el cuerpo político más importante del país ahora carecerá de su perspectiva”, lamentó NALEO tras conocer la decisión de Trump.

El nuevo portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, recordó que todavía “quedan 5.000 puestos por ocupar” en la administración. Pero ninguno en el gabinete, se le olvidó aclarar. Probablemente sea la visión que Trump y/o Spicer tienen de los hispanos.

“Trump no solo es el presidente más anti-latino y anti-inmigrante de la historia del país. Además, al no incluir a latinos en su gabinete, está demostrando cómo planea gobernar”, advirtió la National Hispanic Leadership Agenda, que agrupa a 40 organizaciones hispanas.

“Después de una campaña tan divisiva y que a menudo demonizó a la comunidad latina, es más que decepcionante que el presidente electo no haya nominado ni a un solo latino para uno de los puestos clave en su administración”, dijo la senadora demócrata por Nevada Catherine Cortez Masto, la primera hispana en la Cámara Alta del Capitolio e hija de un inmigrante mexicano. “Nuestro gobierno debería reflejar el pueblo al que sirve, y, sin duda alguna, la Administración Trump ha fallado en ese aspecto”.

Washington DC

Los casi 2 millones de personas que hace 8 años llenaron las calles de la capital han dejado paso a cerca de 900.000 asistentes —la cifra que mencionan las fuerzas de seguridad— ataviados con la icónica gorra de Trump y el mensaje “Make America Great Again”.

Washington DC es la ciudad con mayor porcentaje de votantes demócratas del país (Trump apenas sumó el 4% de votos del Distrito de Columbia o DF) y aprovecha para enviar un mensaje al próximo Presidente con protestas y pintadas en las veredas, antes de la gran manifestación del sábado 21/01, la Marcha de las Mujeres que espera convocar hasta 200.000 personas.

Trump aterrizó en la base aérea de Andrews (Maryland), a las afueras de Washington, a bordo de un avión militar minutos después de las 12:00 hora local y acompañado de buena parte de su familia.

Con traje oscuro, corbata azul y camisa blanca, Trump saludó desde la escalerilla del avión antes de bajar, acompañado de su esposa, Melania, vestida de negro y con gafas de sol.

Trump participó a mediodía en una comida en su hotel en Washington donde ha presumido de que su gabinete "tiene el cociente intelectual más alto" que ninguno de los que se hayan nombrado anteriormente al gobierno de USA.

Durante ese evento, Trump también ha dado la enhorabuena a los miembros de su gabinete por su "fantástico trabajo" durante las audiencias de confirmación en el Senado. Allí se encuentran también los líderes republicanos. El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, "está haciendo un buen trabajo", según Trump; su nominada como embajadora ante Naciones Unidas, Nikki Haley, es "fantástica" y el aspirante a próximo fiscal general, Jeff Sessions, "será una de las más extraordinarias estrellas de este país.

El presidente electo acudió también al cementerio militar de Arlington para realizar la tradicional ofrenda a los veteranos de guerra. En el acto estuvo acompañado del vicepresidente electo Mike Pence así como de su esposa Melania y sus tres hijos. Posteriormente, participará en un concierto en el Monumento a Lincoln del National Mall, donde ofrecerá su último discurso antes de asumir la presidencia.

El republicano y su esposa Melania también cumplen con la tradición de pasar la última noche antes de asumir el poder en la Blair House, una residencia situada frente a la Casa Blanca, así como participar en una misa en la mañana del viernes 20/01. El presidente Obama, que ya desde el día posterior a las elecciones de noviembre insistió en su interés por colaborar en la transición de poderes, ha hecho un gesto más al invitar a su sucesor a tomar un té en la Casa Blanca antes de desplazarse al Capitolio. Las 2 parejas viajarán además juntas desde la residencia presidencial hasta el escenario de la toma de posesión, en el otro extremo de la ciudad.

Soros

El millonario inversor George Soros dijo que los mercados globales decaerán debido a la incertidumbre sobre las políticas de Donald Trump.

"Ahora la incertidumbre está en su punto más alto", dijo Soros a Bloomberg News en la cena anual que realiza con la prensa en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. "No creo que a los mercados les vaya a ir bien", agregó.

"Los mercados ven que Trump va a eliminar regulaciones y va a reducir impuestos, ese ha sido el sueño", dijo Soros. "El sueño tiene que hacerse realidad".

Trump, sin embargo, ha pedido que se apliquen impuestos en la frontera y que Estados Unidos se retire del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica impulsado por su predecesor, entre otras políticas que tendrán consecuencias inciertas para el crecimiento de Estados Unidos, dijo Soros.

"Es imposible predecir exactamente cómo va a actuar Trump", afirmó.

Soros, quien fundó el Soros Fund Management LLC y ahora es presidente de la firma con sede en Nueva York, fue un importante contribuyente del grupo que recaudaba fondos para la candidata presidencial Hillary Clinton y ha donado a otros grupos que apoyan a los demócratas.

El millonario dijo sobre el presidente electo: "Personalmente, estoy convencido de que va a fracasar. No debido a gente como yo a la que le gustaría verlo fracasar. Sino porque las ideas que lo guían son inherentemente contradictorias y esas contradicciones ya se han materializado en sus asesores (...) y su gabinete".

Mercados

Los principales índices de la Bolsa de USA han cerrado a la baja un día antes de que se celebre la investidura de Donald Trump. El Dow Jones ha caído un 0,37% hasta los 19.731 puntos, mientras que el S&P 500 ha cedido un 0,36% y el Nasdaq ha perdido un 0,28%.

El Dow Jones acumuló su 5ta. jornada consecutiva de números rojos, en una racha bajista que ha llevado al Dow Jones a perder todas las ganancias que venía registrando desde que comenzó el año.

Todas las miradas están ya puestas en Washington DC, donde el viernes 19/01 el magnate neoyorquino se instalará en la Casa Blanca y tomará las riendas del país una vez que jure su cargo en las escalinatas del Capitolio.

Los inversores estuvieron pendientes de las noticias del otro lado del Atlántico, donde el Banco Central Europeo anunció que mantiene los tipos de interés en el 0% y confirmó que comprará deuda pública y privada de la zona del euro hasta finales de diciembre.

Casi todos los sectores en Wall Street cerraron a la baja, entre los que destacaron el sanitario (-0,84%), el de materias primas (-0,55%), el energético (-0,52%), el financiero (-0,46%), el tecnológico (-0,18%) o el industrial (-0,04%).

Exxon Mobil (-1,89%) lideró las pérdidas en el Dow Jones, por delante de Merck (-1,37%), Goldman Sachs (-1,27%), American Express (-1,03%), Pfizer (-1,03%), Walt Disney (-0,82%), JPMorgan Chase (-0,76%), Walmart (-0,72%) o DuPont (-0,65%).

Al otro lado de la tabla solo cerraron el día en positivo UnitedHealth (0,61%), Boeing (0,41%), United Technologies (0,28%), Verizon (0,21%), Visa (0,17%), 3M (0,11%), Caterpillar (0,04%) e IBM (0,01%).

Al cierre de la sesión bursátil, el petróleo de Texas subía a US$ 51,39, el oro bajaba a US$ 1.204,5, la rentabilidad de la deuda pública a 10 años avanzaba al 2,470% y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a US$ 1,0661.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario