11 de mayo de 2016

Cuestionan hallazgo de ciudad maya hecho por joven en Google Earth

William Gadoury, el joven que descubrió una ciudad maya perdida

El pasado 7 de mayo, el diario canadiense ‘Le Journal de Montréal’ registró que William Gadoury, de 15 años y residente en la ciudad de Saint-Jean-Matha, había descubierto en la península de Yucatán una antigua ciudad perteneciente a la civilización maya y que él mismo denominó K’aak’ Chi’ o bola de fuego.

El adolescente estudió durante tres años la cultura maya y las constelaciones creadas por esta civilización. Estas estructuras quedaron registradas en el Códice de Madrid, un texto realizado por escribas de esa civilización y hallado en el siglo XIX.

Según ‘Le Journal de Montréal’, para Gadory las ciudades construidas por esa civilización se corresponden con las constelaciones consignadas en ese texto y al analizar la constelación número 13 se dio cuenta de que coincidía con la existencia de dos urbes del mapa haciendo falta una por descubrir.

De acuerdo con 'Le Journal de Montréal', con imágenes satelitales de la Agencia Espacial Canadiense y la Agencia Espacial Japonesa determinó que en esas coordenadas, donde también se encuentran otras ruinas arqueológicas como el templo de Tikal, hay efectivamente estructuras que podrían pertenecer a una antigua ciudad y que se trataría de vestigios que difícilmente podrían atribuirse a fenómenos naturales.

Critican el método y el hallazgo

No obstante, el supuesto hallazgo, replicado en medios de comunicación de todo el mundo, le ha merecido a Gadory dudas por parte de arqueólogos mexicanos quienes desacreditan el método usado para encontrar la ciudad.

El diario español ‘El País’ consultó la opinión de varios arqueólogos mexicanos que critican esta teoría y argumentan que los mayas no construyeron sus ciudades a partir de las estrellas.

“Los mayas no diseñaban ni sus ciudades ni sus paisajes orientados en las estrellas. Lo hacían con base en factores tan mundanos como fuentes de agua y materias primas y disponibilidad de suelo utilizable para el cultivo ¿De qué iban a vivir?, ¿de la mirada al cielo?”, afirmó Christopher M. Götz, responsable del Laboratorio de Zooarqueología de la Facultad de Ciencias Antropológicas de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Por su parte, el doctor Rafael Cobos Palma, miembro del Sistema Nacional de Investigadores y doctor en Antropología de la Universidad de Tulane (Estados Unidos), le explicó a el medio de comunicación español que la zona a la que hace referencia el descrubrimiento del joven se relaciona con “una zona amplia y extensivamente explorada desde la década del 30 por numerosos investigadores mexicanos y no mexicanos".

"La peculiar propuesta de explicar la distribución espacial de asentamientos mayas se ha hecho en otras ocasiones y, claro, jugando y moviendo el plano celestial uno puede llegar a encontrar un sin número de arreglos espaciales que se asemejan a lo humanamente hecho en nuestro planeta”, añadió Cobos.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia le dijo a ‘El País’ que “no puede avalar la existencia de esa ciudad, ni la información presentada por el diario canadiense”. Así mismo, señaló que esta teoría de la conexión entre las ciudades mayas y las estrellas ya ha sido descartada por los arqueólogos.

Mientras tanto, William Gadoury le dijo a ‘Le Journal de Montréal’ que espera visitar la zona: "Sería la culminación de mis tres años de trabajo y el sueño de mi vida", dijo el joven, quien espera ir a la zona para confirmar su teoría.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario