Una guerra silenciosa padecen Colombia y Venezuela en frontera

En la frontera colombo-venezolana (foto) los Rastrojo se enfrentan a la Guardia venezolana. FOTO ARCHIVO-DONALDO ZULUAGA

Cuando se habla de conflicto armado en Norte de Santander, normalmente se apunta a la región de Catatumbo, donde el Eln, el Epl, las disidencias de las Farc y el Estado sostienen una guerra que ha postrado esa región por décadas. Sin embargo, en el Área Metropolitana de Cúcuta -compuesta por cinco municipios- también se libra otro enfrentamiento bélico que, a parte de cruzar la frontera con Venezuela, ha dejado un sinnúmero de víctimas de las que poco o nada se sabe.

Uno de los grupos delincuenciales responsables de esa situación en la capital de es departamento y sus alrededores son los Rastrojos. La Policía Metropolitana de Cúcuta y hasta el Gobierno de Venezuela, los responsabilizan de las actividades delictivas en la zona de frontera en donde, al parecer, controlan todo el contrabando de gasolina, alimentos, armas, comercialización de la coca que se produce en el Catatumbo y hasta la trata de personas.

“Todo este control volvió a los Rastrojos un grupo muy fuerte sobre todo en Puerto Santander y Cúcuta. El problema es que ese control entró a ser disputado con el Eln y a eso se le suma que las Fuerzas Armadas de Venezuela los empezaron a combatir al otro lado de la frontera, algo que no pasaba hace un par de años”, explica el director de una importante organización de derechos humanos en Cúcuta que pidió reserva de su nombre por seguridad.

De ahí que el país se entere que en los pasos fronterizos se reporten, repetitivamente, balaceras en las que participan hasta las Fuerzas Armadas del vecino país.

En solo tres hechos ocurridos en estos primeros cuatro meses del año, los Rastrojos, perdieron 17 de sus integrantes informan fuentes oficiales.

El último hecho ocurrió el pasado fin de semana en el municipio venezolano de Pedro María Ureña: las Fuerzas Armadas Bolivarianas dieron muerte a tres supuestos miembros de esa organización delincuencial.

“En dicho operativo, se encontraron evidencias de planos y procedimientos para atacar una unidad militar. Sepan, que bajo ninguna circunstancia, permitiremos actos criminales”, afirmó en su cuenta de Twitter, Freddy Bernal, protector del Táchira.

Organismos de inteligencia consultados por EL COLOMBIANO afirman que los golpes a los Rastrojos, sobre todo en el lado venezolano, tienen mucho que ver con una articulación entre La Guardia Nacional, la Fuerza de Acción Especial de la Policía Nacional Bolivariana y el Eln.

“La información que hay es que toda operación grande contra Los Rastrojos la hace el Eln, pero con ayuda logística de las fuerzas venezolanas” dice la citada fuente a este diario y agrega que el principal objetivo del Eln con esta ofensiva es controlar toda la línea de frontera.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo hacer oculto o privado su número celular?

Biografía de Patricia Poleo: con el honor de la verdad

Motitas, el experto en bombas, ¡se renueva!